SENÉS Y "SUS SIETE MARAVILLAS"



       A escasos 50 kilómetros de Almería o lo que viene a ser lo mismo, 45 minutos en coche, encontramos la localidad de Senés. Pueblo de aproximadamente 320 habitantes, que se encuentra en la falda sur de la sierra de los Filabres. En medio de un terreno agreste,  dominado principalmente por almendros y olivos en bancales, podemos disfrutar de este pequeño remanso de paz;  casa con muros de piedras encaladas, callejones empinados y sus característicos techos de lajas de pizarra “aleros”, singularidad en su arquitectura. Senés es un pueblo de clima serrano; frio moderado en invierno, escasas precipitaciones y noches agradables en verano.


Nada más llegar, nos encontramos con esta villa a los pies de los Filabres, una carretera solitaria que parece llegar a ningún lado y un borrón blanco en la lejanía nos sorprende, preparándonos el cuerpo para lo que vamos a disfrutar. Un cartel y la fuente del divino rostro nos saludan a la entrada del pueblo, no merece la pena continuar conduciendo. Dejamos el vehículo aparcado,  es tiempo de soltar las piernas y comenzar a caminar. La primera plaza que nos encontramos, hace honor a todos aquellos habitantes que tuvieron que abandonar una vida rural en busca de un futuro mejor.


Ahora llega el momento de perdernos y dejarnos llevar por nuestro instinto; pasea por sus calles en busca de la iglesia de Santa María, el centro de interpretación de las fiestas de los Moros y Cristianos y del Castillo, el lavadero, el molino de Victoriano, las eras… Te adjuntamos una imagen de un pequeño plano del pueblo, para que os sirva de orientación. Una vez recorriendo sus calles, descubrirás bellos rincones y pequeñas plazuelas, calles adornadas por parrales en todas las esquinas, que hacen del pueblo más bello y da una sombra que se agradece en las horas centrales del caluroso verano.


CALLEJERO
 Una de las zonas más bonitas, es el área recreativa de la fuente o “paraje de la fuente”; junto al pueblo. Donde encontraremos una zona de barbacoas y un sitio para  descansar en sus mesas de piedra, en un entorno verde, junto a los antiguos lavaderos públicos y abrevaderos  de animales.  Justo desde el merendero sale una ruta de senderismo circular;  de unos 5 kilómetros de distancia y dificultar moderada, perfectamente indicada, donde visitaremos los restos de una antigua fortaleza con sus murallas y la base donde existieron 12 torres de vigilancia. Un recinto amurallado declarado bien de interés cultural construido entre los siglos XI y XIII. Durante el recorrido podremos disfrutar del valle, con sus bancales que fueron nombrados una de las 7 maravillas del pueblo. Por otro lado una vistas impresionantes de Senés y de la sierra de los Filabres con sus bosques de pinos en las proximidades de las cumbres.



Finalmente de vuelta en el pueblo, ¡habrá que comer algo!. Para dicho fin, tenemos dos bares con sus respectivas terrazas, donde tomarnos unas tapas relajadamente, disfrutando de las vistas y de lo autóctono del local, por un precio de 1,5 euros caña mas tapas, con eso lo digo todo. No tuvimos la posibilidad de probar el menú, ¡pero es que con ese precio!


Un poco más abajo, encontrarás una pequeña guía de las 7 maravillas del pueblo, votada por sus habitantes, no lo dudes y disfruta de cada una de ellas en esta excursión de un día,  cerca de la capital y con muchas posibilidades, y todas al alcance de la mano.




Comer: hay dos bares donde disfrutar de unas tapas, por unos 1,5 euros ¡una maravilla! ambos con terraza con vistas al pueblo.También existe la posibilidad de pasar el día en el merendero, zona de barbacoas con sombras, agua y muy bonita junto a Senés.


Dormir: navegando por internet podrás encontrar alojamientos rurales, lo del precio es cuestión de investigar.
Senderismo: Justo desde el merendero sale una ruta de senderismo circular; de unos 5 kilómetros de distancia y dificultar moderada. Si caminas por el pueblo encontraras unas señales azules que dirigen al inicio de la misma. 

¿Qué visitar? La iglesia de Santa María, el centro de interpretación de las fiestas de los Moros y Cristianos y del Castillo, el lavadero, el molino de Victoriano, las eras… Échale un vistazo a la guía de las siete maravillas.


Otros datos de interés: La fiestas del inmigrante en Agosto, donde actualmente se representan las Relaciones de Moros y Cristianos de Senés; consisten en una representación teatral en las que se viene a plasmar hechos de su pasado como fueron las invasiones Berberiscas del sur de España y su posterior recuperación o reconquista por las tropas Cristianas.